Sin categoría

Pene curvo o síndrome de peyronie

Pene curvo o Síndrome de Peyronie

Pene Curvo

Existe un grupo de hombres que presentar en la morfología de su pene una excesiva curvatura. Lo anterior no siempre es un padecimiento, sólo es la forma, muchos hombres viven en silencio creyendo que se trata de algún padecimiento por miedo a exponerse, exagerando esta pequeña diferencia.

Pene Curvo

Existe otro grupo de hombres que poseen un pene torcido o muy curvo, sufren una enfermedad llamada Enfermedad de Peyronie o Síndrome de Peyronie. La Enfermedad de Peyronie o cavernitis es una condición en la que el tejido interno del pene se transforma en una cicatriz en forma de placa queloide dura e inflexible de tejido en uno de los lados del pene tirando del otro lado y provocando que el pene se doble durante la erección a veces de forma exagerada.

Este padecimiento aparece en la edad adulta, y en la primer fase suele ser dolorosa, especialmente durante la erección. Se caracteriza por una curvatura del miembro, en casos avanzados el pene torcido puede impedir o dificultar la erección.

¿Cuáles son las causas?

Se tiene la teoría que la causa del pene torcido puede ser por un daño en las cavidades internas del pene en las que ha habido sangrado, lo cual resulta en una cicatriz. La cicatriz inflexible se aloja en el tronco del pene provocando que este se doble.

Este padecimiento es un padecimiento que puede presentarse de repente. Puede presentarse una mañana con una erección doblada

Tratamiento

Existe una cirugía conocida como técnia de Nesbit para reparar el pene demasiado curvo en los casos en los que las relaciones le resulten al paciente dolorosas o con molestias

Otras opciones de tratamientos son los ejercicios para corregir el pene torcido, curvo o doblado por el síndrome de peyronie, lamentablemente la efectividad de estos ejercicios no está certificada, sin embargo son muchos los testimonios de personas que han conseguido buenos resultados. Se puede realizar en el hogar.

Masajes que mejoran el pene curvo o doblado (enfermedad de Peyronie)

Cuando el pene no esté en erecto, con una toalla calentada y enrollada alrededor del mismo a fin de que suba su temperatura (también puede ser en un baño caliente) para que los cuerpos cavernosos estén más dilatados y poder maniobrar más y mejor el pene se dobla un poco llevándolo en sentido contrario a su curvatura de manera que el prepucio y el glande queden mirando hacia ese lado. Es recomendable que esto se haga cuando no hay erección ya que te será más fácil de maniobrar. Si con estos ejercicios se nota dolor, se debe acudir al urólogo y él dará los ejercicios personalizados que se necesitan.

Nota importante: Los penes tienen una curva natural que no debe confundirse con un pene torcido. Todos los penes tienen una curva normal doblándose ligeramente hacia un lado u otro. Esto no debe confundirse con enfermedad de Peyronie.